sábado, 30 de noviembre de 2013

Robert Anton Wilson y la Operación Jode-Mentes


Por Jesse Walker

(Tomado de Disinformation, y traducido por Mazzu)

 

[Nota del editor de Disinformation: El siguiente es un extracto del nuevo libro de Jesse Walker, United States of Paranoia : A Conspiracy Theory. El extracto es parte del capítulo "Operación Mindfuck " y se centra en el papel del Papa Discordiano Robert Anton Wilson.]

 


[Robert Anton] Wilson asentó las instrucciones básicas para la Operación Jode-Mentes en una nota enviada a varios amigos (incluyendo a [Paul] Krassner). Los participantes debían "hacer circular todos los rumores aportados por otros miembros" y debían "atribuir todas las calamidades nacionales, asesinatos o conspiraciones a los otros grupos." Un gran riesgo, advirtió, es que "el Establishment podría ser lo suficientemente paranoico como para creer alguna leyenda loca iniciada por alguno de nosotros y luego arrestarnos a todos por haber matado a Abraham Lincoln".

 

Así que enviaron una carta con membrete de los Illuminati bávaros a la Christian Anti-Communist Crusade (Cruzada Cristiana Anticomunista), sólo para confirmarles que "si, hemos tomado las riendas del negocio de la música rock. Pero ustedes todavía son tan ingenuos. Nos hicimos cargo del mundo de la música en 1800. Beethoven fue nuestro primer converso." Robert Welch de la John Birch Society recibió una carta informándole que Gary Allen era un agente Illuminati. Cuando un jurado de Nueva Orleans se negó a condenar a uno de los hombres que Jim Garrison culpara por el asesinato de JFK, Art Kunkin, seguidor de Garrison y editor del periódico izquierdista Los Angeles Free Press, recibió una misiva de la "Orden del Angel Fénix" revelando que los miembros del jurado eran todos miembros de los Illuminati. El signo revelador, explicaba la carta, era que a todos ellos les faltaba el pezón izquierdo.

 

Los Discordianos plantaron historias sobre la sociedad secreta en varias publicaciones de izquierda, libertarias, y hippies, presentando a los Illuminati a la contracultura. "Acusábamos a todo el mundo de ser Illuminati," recordó Wilson. "A Nixon, Johnson, William Buckley, Jr., a nosotros mismos, a los invasores marcianos , a los mismos conspiranoicos, a todo el mundo ." Pero

 

Nunca consideramos esto como un fraude o una broma en el sentido ordinario. Lo considerábamos ontología guerrillera.

 

Mi actitud personal era que si que si la Nueva Izquierda quería vivir en esa realidad-túnel particular de paranoia extrema, tenían absoluto derecho a esa elección neurológica. Yo veía al Discordianismo como el Factor de la Broma Cósmica introduciendo tantas paranoias alternativas que todo el mundo podía escoger su favorita, si es que tenían esa inclinación. También esperaba que algunas almas menos crédulas, abrumadas por este pastiche de posibilidades, pudieran ver a través de todo ese juego de paranoia y decidieran mutar a un mapa de la realidad más amplio, más divertido, y esperanzador.

 

Insertaron aquel diagrama en el East Village Other[1]. Pusieron anuncios extraños en Innovator. Prácticamente tomaron por asalto al Roger SPARK de Chicago, que antes había sido un medio de la izquierda bastante serio, afiliado a los Ciudadanos por la Acción Política Independiente. Los Discordianos lo llenaron con ideas anarquistas y sátira surrealista: alguien que miraba los clasificados podía toparse con un anuncio como el siguiente, "paranoicos, únanse; ¡no tienen nada que temer más que unos de otros! Escriba a la Oficina del Fiscal de Distrito de Nueva Orleans para recibir gratis el folleto informativo "Cómo iniciar su propia Conspiración'." En el verano de 1969 el periódico acusó al alcalde de Chicago de ser uno de los brazos del pulpo, poniendo en primera plana DALEY VINCULADO CON LOS ILLUMINATI .

 


En la edición de abril 1969 de la columna del Playboy Advisor, justo después de una investigación sobre las ‘bolas azules’, apareció esta misiva:

 

Hace poco escuché a un viejo de ideas derechistas - un amigo de mis abuelos – que afirma que la actual ola de asesinatos en América es obra de una sociedad secreta llamada los Illuminati. Dijo que los Illuminati han existido a lo largo de la historia, son propietarios de los cárteles de la banca internacional, han sido todos masones del grado 32 y eran conocidos para Ian Fleming, quien los retrató como SPECTRE en sus libros de James Bond - por lo cual los Illuminati acabaron con él. Al principio todo esto me parecía un delirio paranoico. Luego leí en The New Yorker que Allan Chapman, uno de los hombres de Jim Garrison en la investigación del asesinato de John Kennedy, cree que los Illuminati realmente existen. El siguiente paso en mi descenso galopante hacia la credulidad se produjo cuando le mencioné el tema a un amigo que se especializa en asuntos de Oriente Medio. Me dijo que los Illuminati eran en realidad de origen árabe y que su fundador fue el legendario "viejo de la montaña", que utilizaban marihuana para lograr un frenesí asesino y que lucharon tanto contra los cruzados como contra los musulmanes ortodoxos, y agregó que su presente gobernante es el Aga Khan, pero, dijo, ahora no es más que una orden religiosa inofensiva conocida como Ismailismo .

 

Entonces comencé a preguntarme seriamente sobre todo esto. Se lo comenté a un amigo de Berkeley. De inmediato me dijo que hay un grupo en el campus que se hace llamar los Illuminati y se jactan de controlar en secreto las finanzas internacionales y los medios de comunicación. Ahora (si Playboy no es parte de la conspiración Illuminati), pueden decirme : ¿Son los Illuminati una rama de los masones? ¿El Aga Khan es su líder? ¿Realmente son dueños de todos los bancos y canales de televisión? Y ¿A quién han matado últimamente?

 

La carta estaba firmada como "RS , Kansas City, Missouri," pero en realidad había sido escrita por Wilson y Thornley. La respuesta de Wilson, escrita en el tono neutral y liviano esperado en un  asesor de Playboy, aclaraba la mayoría de las confusiones históricas contenidas en la carta (aunque añadía la afirmación infundada de que los Illuminati de Weishaupt se habían "basado libremente" en la orden del Viejo de la Montaña). Los Illuminati de Berkeley, agregaba Wilson, eran "una broma de los anarquistas locales."

 

No siempre era fácil saber dónde terminaba la Operación Jode-Mentes y dónde comenzaba la paranoia sincera. "Las revelaciones discordianas parecieron haber presionado un botón magicko" Wilson escribió más tarde. "Comenzaron a aparecer nuevas revelaciones sobre los Illuminati en todas partes, tanto en publicaciones de extrema derecha, como de ultraizquierda. Esto definitivamente no provenía de nosotros los discordianos." Tampoco estaba claro quiénes eran "nosotros los discordianos". Aunque algunos de los Illuminati de Berkeley eran conocidos de Thornley, ellos habían inventado independientemente la broma de hacerse pasar por una antigua conspiración. En un momento dado Wilson recordó que el periódico Los Angeles Free Press publicó "la grabación de una entrevista telefónica a una persona de color que afirmaba representar a la ‘Misa Negra’, una conspiración Afro-Discordiana de la que nunca habíamos oído hablar. Se adjudicó crédito, en nombre de la Misa Negra y los discordianos, por todos los atentados que habían sido atribuidos a la agrupación Weather Underground."

 

Wilson y Thornley se reunieron una sola vez en ese período, cuando Wilson pasó la noche en casa de Thornley en Tampa en 1968. Fumaron algo de hierba y comenzaron a rumiar sobre su proyecto. "¿Y si en realidad los Illuminati existen?", preguntó Wilson. "Tal vez se enteran de nosotros y se cabrean."

 

"Dudo que existan", respondió Thornley. "Y si por casualidad existen, probablemente estén muy felices de tener a unos tontos del culo como nosotros encubriéndolos mediante la difusión de teorías extrañas."

 

En 1969, Wilson y otro editor de Playboy, Robert Shea, comenzaron a trabajar en lo que sería el elemento más influyente de la Operación Jode-Mentes. Inspirado por las cartas locas que la revista recibía a menudo, Shea y Wilson decidieron escribir una novela "a medio camino entre la sátira y el melodrama, y también delicadamente en equilibrio entre ‘demostrar’ las múltiples conspiraciones y socavar las 'pruebas'." El resultado fue Illuminatus. Básicamente fue terminado en 1971 pero no se publicó por otros cuatro años, con importantes recortes y dividido en tres volúmenes (la edición de un solo volumen apareció finalmente en 1984.)

 

 



[1] Nota del Traductor: se refiere al diagrama que más tarde fue publicado en Illuminatus
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada